lunes, 11 de agosto de 2014

IMAGINA


Imagina que un día nos vemos,
      y nos miramos,
                             nos sonreímos.

Imagina que tú te acercas
              o que me acerco yo.

Imagina que nos saludamos,
              que tú me hablas
              y yo te escucho,
              que yo te hablo
              y tú me escuchas.

Imagina que un día quedamos
                                y nos conocemos
                                y nos gustamos.

Imagina que nos besamos
                    y nos acariciamos
                    y nos hacemos el amor.

Imagina que un día nos enamoramos.

Imagina que vivimos,
  y compartimos,
  y planeamos
  y hacemos proyectos.

Pero también imagina que después nos enfadamos
                                  y sin querer nos dañamos
                                  y nos odiamos.

Imagina que al final nos dejamos
                              y nos alejamos.

Imagina que nos olvidamos.

Estaba imaginando
y no recuerdo el qué.

David SV

viernes, 25 de julio de 2014

DECLARACIÓN DE INTENCIONES

En algún momento llegará
la mujer a la que le guste lo que soy.
En algún momento llegarás.

Abre tus brazos y cierra tus piernas.
Voy a follarte el corazón.

No importa si la cama es de 90 o de 1’50,
quiero que estés en el lado vacío.

Déjame ser tu sueño esta noche.
Deja la ventana abierta
y las sábanas revueltas.

Prometo hablarte con la boca,
o besarte.
Escribirte con las manos,
o tocarte.

Quítate la ropa
y te pongo un beso.

David SV

viernes, 11 de julio de 2014

ESPERANZA

Te busco
como se busca algo
que ya has dado por perdido,
sin esperanzas,
con las grietas
a punto de estallar
y romperlo todo
en mil pedazos.

Tu sonrisa,
mi norte,
y mi corazón
la flecha de una brújula
que siempre te persigue,
aunque no te vea.

Tu mirada,
el mar,
y mis sentimientos
náufragos
que van a la deriva
sin miedo a perderse.

Mi cama sigue oliendo a ti
Y en el espejo todavía veo tus ojos.
Me enredo entre las sábanas
intentando trazar el mapa
que un día dibujé en tu espalda.

Quiero volver
al lugar donde
la X señalaba tu cuerpo.
Quiero volver a recorrer
tus puntos cardinales,
porque son el único lugar
donde me siento como en casa.
Y quiero quedarme ahí,
para seguir tocando el cielo
entre tus caderas.

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde,
pero yo lo último que quiero perder eres tú.

Anna M. Rovira y David SV

sábado, 5 de julio de 2014

FRÍO

Abrígame,
que tengo frío.
 
Ábreme tu corazón,
o tus piernas,
y dame calor.
 
Cúbreme,
de besos
o de abrazos.
 
Tápame
los ojos
y lléname
de gemidos.
 
David SV

 

martes, 1 de julio de 2014

DERECHOS Y OBLIGACIONES

Dos personas 
que han compartido risas 
tienen derecho 
a no olvidarse nunca.

Dos personas 

que han compartido risas 
tienen la obligación 
de recordarse siempre.

David SV

miércoles, 28 de mayo de 2014

DISTANCIAS

El amor no se mide en metros,
pero si en estaciones.
Hay 10 desde mi casa a la tuya,
5 si son de tren.

35 minutos,
9 canciones
y 6 poemas.

Más de 100 caras,
50 miradas perdidas
y otros tantos sentimientos encontrados.

Algunas sonrisas
y demasiadas lágrimas
(de las que no se ven).

Personas recordando a personas,
y otras siendo olvidadas.

3 calles
y 13 semáforos.
(todos en rojo).

Una rosa, 
también roja,
en la mano
y un capullo
en el resto del cuerpo.

Hay un metro de distancia
entre tu boca y la mía.

Y un adiós que las separa.

David SV

jueves, 1 de mayo de 2014

BOLSILLOS ROTOS


Iba guardando momentos de felicidad en los bolsillos. 

Aquel beso de su abuela cuando era un niño, 
el abrazo de sus padres cuando se convirtió en un tímido adolescente, 
la mano tendida de un amigo dispuesta a ahuyentar un problema, 
o las caricias de su novia cuando creció 
convirtiéndose en lo que él creyó ser un hombre, el de su vida. 

La vergüenza siempre ganaba al amor, 
y daba igual la forma en la que apareciera, 
él siempre lo guardaba en el mismo oscuro lugar 
en el que escondía los sentimientos que no quieren salir por miedo. 

Imaginaba que si les daba el sol se evaporarían, 
perdiéndose dolorosamente para siempre, 
como el agua del mar, 
que siempre se transforma en una bonita nube 
que termina deshaciéndose en lágrimas saladas 
en cualquier rincón de cualquier ciudad. 

Iba guardando momentos de felicidad en los bolsillos, 
y al final se rompieron. 

Ahora tenía los bolsillos vacíos 
y el corazón destrozado.

David SV